?

Log in

No account? Create an account
 
 
26 June 2008 @ 07:22 am
Últimas frases  
Por fin termino las frases para una_frase*se pone a cantar*
A ver si en el futuro pido otra tabla, quién sabe.


Fandom: Katekyo Hitman Reborn!
Claim: Mukuro Rokudo/Chrome Dokuro.


Supernova

Brillante y poderoso como la más grande de las estrellas, Mukuro era capaz de hacer cualquier cosa; por supuesto, mantener una ilusión para que Chrome siguiera con vida no le significaba mayor esfuerzo, y lo hubiera hecho igual de encantado aún cuando sí lo hubiera hecho. 


Cielo

Cuando Chrome miraba a los ojos a Mukuro y se permitía a sí misma perderse en ellos, le parecía estar mirando el cielo, profundo e infinito. 


Oídos

No hubo mayor alivio para Chrome que cuando la desesperación acabó por apoderarse de ella, Mukuro le susurró al oído que todo estaría bien, porque él estaba a su lado. 


Tecnología

La tecnología nunca fue algo que llamara demasiado la atención de Chrome; no importaba cuánto la gente se sorprendiera por las nuevas y rápidas formas de comunicación, nada podría compararse con la que ella mantenía con Mukuro. 


Velocidad

Tan rápido como un pestañeo, Chrome respondía cada vez que escuchaba su voz y la invitaba a una de sus ilusiones. 


Ondas

Como las ondas en el agua que se hacían más y más grandes, a medida que la conocía, el interés de Mukuro crecía más y más. 


Rayo/Trueno

Chrome no solía pensar mucho sobre cómo era su vida cuando sólo era “Nagi”, pero estaba segura de que le temía a los truenos; sin embargo, ahora que veía una tormenta a través de la ventana, comprendió que todo aquel miedo había desaparecido, porque gracias a Mukuro ya no temía a nada. 


Gusto

Sin importar lo que Mukuro le pidiera, ella siempre se lo daría con la mejor de sus voluntades; todo sea por ver la sonrisa en su rostro, y sentir ese gusto que llenaba su corazón al darse cuenta de que había logrado ser útil al ilusionista. 


Tacto

La primera vez que lo tocó, no pudo evitar fijarse en la suavidad de sus manos; desde entonces, no había cosa que le gustara más que cuando él le acariciaba la mejilla y le susurraba “Lo hiciste muy bien, mi bella Chrome”. 


Patatas

Cuando Ken, molesto con ella como la mayoría de las veces, comenzó a gritarle, Chrome estuvo segura de que su cara se había puesto como la de una patata; puso toda su voluntad en no reírse, y se sorprendió al escuchar en su cabeza el eco de una risa masculina. 


Sensual

Chrome nunca se había preocupado mucho por su apariencia, y sabía que su cuerpo estaba más cerca de parecer el de una niña que el de una mujer; por eso, cuando él murmuró a su oído un “eres bella”, su corazón dio un salto y no pudo quitar la sonrisa de su rostro hasta una semana después. 


Sexo

No pudo evitar estremecerse cuando sus manos recorrieron su cuerpo, tampoco pudo evitar sonrojarse; el rió con suavidad, aumentando la intensidad de sus caricias y sembrando besos por donde sus labios pasaban. 


Sol

Mukuro era como el Sol para ella; amaba su cálida sonrisa, y sin él todo sería oscuridad. 


Lazos

“Ella puede existir gracias a Mukuro, y Mukuro está aquí gracias a Chrome”, le dijo Reborn a Tsuna cuando éste quiso saber qué tipo de relación compartían ambos ilusionistas; sin embargo, le bastó sólo una mirada para comprobar que el lazo que los unía iba mucho más allá, y no era necesaria una gran intuición para darse cuenta de ello. 


A partir de aquí las frases tienen spoilers de la saga Millefiore. La primera (Lágrimas) en estricto rigor no es spoiler, pero sí es bastante sugerente, así que prefiero poder la advertecia por si acaso.


Lágrimas

“No llores” le había dicho él, casi suplicando; pero por mucho que tratara, no podía detener las lágrimas de felicidad y alivio que le causaba saber que, a pesar de todo, había vuelto “desde el Infierno”, como él solía decir, mitad en broma, mitad verdad. 


Dolor

Chrome había experimentado todo tipo de dolores e incluso había probado la muerte (después de todo, estrictamente hablando ella misma no era más que un mero cuerpo que seguía con vida gracias a una frágil ilusión); sin embargo, nada le dolió más que oír de parte del enemigo que su amo y salvador había sido derrotado. 


Sangre

En esa fría sala de emergencia, con la sangre manando de su boca y sus órganos fallando uno tras otro, Chrome seguía sin preocuparse por su propia vida; en vez de eso, sus pensamientos estaban con Mukuro, rogando por que pasara lo que pasara, el ilusionista siguiera con vida. 


Estrella

“Las estrellas siempre están ahí, ayudando al viajero que ha perdido su rumbo para que vuela a casa a salvo”, le había dicho Mukuro alguna vez; sola, luchando por sobrevivir, Chrome deseó que aún cuando se tratara de una sola estrella, ésta pudiera guiarlo de regreso a ella, sano y salvo, porque sin importar cuánto tardara, ella lo estaría esperando.