?

Log in

No account? Create an account
 
 
09 June 2008 @ 05:13 am
Más frases~  
Para una_frase .
Claim: Mukuro Rokudo/Chrome Dokuro.


Hogar
Las ruinas del Instituto Kokuyo no eran lo que cualquier persona llamaría “hogar”; sin embargo, para Chrome sí lo era, porque podía compartirlo con Ken y Chikusa, y secretamente añoraba el momento en que también pudiera compartirlo con Mukuro.


Conclusión
Ella sabía que bien pudo haberse negado cuando Mukuro le pidió ayuda, y que él la hubiera entendido; sin embargo, ya desde antes había decidido que su vida le pertenecería solamente a él, y por eso no dudó en aceptar, entregándole su cuerpo para que él pudiera completar los asuntos que tenía pendientes.


Regalo
Chrome de verdad quería hacerle un regalo a Mukuro, pero no estaba segura de qué era lo que a él le gustaría recibir; avergonzada, volvió a dejar la camiseta con estampado de camuflaje en el aparador de la tienda, pensando que de seguro él ya se debió haber cansado de ellas.


Sonrisa
Cuando él la dejó entrar en su ilusión por primera vez, fue su sonrisa la que la convenció de que su vida no terminaría ahí; más bien, acababa de comenzar.


Siempre
“Siempre” era una palabra que no muchos se atrevían a usar porque implica demasiado tiempo, pero Chrome sabía que sin importar lo que sucediera, ella siempre estaría al lado de Mukuro, dispuesta a ayudarle en todo lo que pudiese, aún más allá de sus propias fuerzas.


Teléfono
“¿Es como hablar por teléfono?”, preguntó Ken, aún inseguro del tipo de vínculo que la unía con Mukuro, y ella simplemente negó con la cabeza encogiéndose de hombros; lo cierto era que cuando hablaban él era tan real que incluso podía tocarlo, olerlo y sentirlo, sin embargo por mucho que tratara, era algo que simplemente no podía poner en palabras.


Consuelo
Sabía que sin importar qué tipo de situación sea, él siempre estaría ahí para ella, cuidándola; y ése era un consuelo que iba mucho más allá de lo que creía merecer.


Melodía
Había escuchado muchas melodías a lo largo de su vida, pero sin duda su favorita era la de la voz de Mukuro cuando pronunciaba su nombre.


Suave
Acariciar el rostro de Chrome era una de sus actividades favoritas; adoraba la suavidad de su piel tanto como la forma en que sus mejillas se teñían de rosa cada vez que la tocaba.


Lluvia
Le gustaban los días lluviosos y el sonido de las gotas golpeando el suelo le resultaba particularmente agradable; pero nada podía compararse con la tranquilidad y paz que las ilusiones que Mukuro compartía con ella le traían.


Luna (Spoiler Millefiore)
Tal como la Luna desaparecía, pero siempre volvía a aparecer, Chrome sabía (y se aferraba a ello) que aún cuando pareciera que Mukuro ya no estaba, volvería a su lado sin falta.


Infierno (Spoiler Millefiore)
No podría decirse que ella creyera en Dios, pero sí creía en el Infierno; no tener la certeza de que él estaba a salvo era sin lugar a duda el peor de los tormentos.